5 Consejos para que las Personas LGBT Creen Contraseñas más Seguras para sus Teléfonos

This post is also available in: English Português ไทย Türkçe العربية

La seguridad en tu teléfono es más importante que nunca. No solo hay ladrones, estafadores y personas fraudulentas tratando de obtener tus datos, también, si te encuentras en un país donde ser LGBT es ilegal, definitivamente querrás asegurarte de que tu teléfono sea seguro para ayudar a evitar que la policía tenga algo en tu contra. Afortunadamente, hay algunos pasos fáciles que puedes tomar. Y no importa si tienes un iPhone o usas el sistema operativo Android, tenemos ambas opciones cubiertas.

1. Un código de acceso fuerte es la primera línea de defensa cuando se trata de la seguridad del teléfono

Lo más probable es que ya uses una contraseña para ingresar a tu teléfono, ya sea la ID táctil del iPhone, una contraseña numérica o los patrones de Android. (Si no tienes un código de acceso en tu teléfono, detén lo que estás haciendo y configúralo ahora mismo). Pero asegúrate de tener uno fuerte.

Honestamente, lo más útil es tener un código numérico (o, incluso, un código alfanumérico). Otros métodos son más fáciles de descifrar, especialmente con los patrones de Android: Los aceites naturales de tu cuerpo te darán el código si olvidas limpiar la pantalla.

Los iPhones y los Androids tienen un código de acceso predeterminado de cuatro dígitos, lo cual está bien, pero es recomendable tener algo más seguro. Matemáticamente, un código de cuatro dígitos solo ofrece 10,000 combinaciones posibles. Afortunadamente, el iPhone te permite personalizar esta función. No solo ofrecen un código de acceso de seis dígitos, que proporciona un millón de combinaciones, sino que también puedes crear un código numérico personalizado, que puede ser tan largo como quieras. Y si eso no fuera suficiente, puedes crear un código alfanumérico que incluya mayúsculas, minúsculas y símbolos.

iphone phone security passcode

Es muy sencillo cambiar la contraseña de tu iPhone de cuatro dígitos. Ve a «Configuración» y elige «Touch ID & Contraseñas». Desde allí, toca «Cambiar Contraseña». Inmediatamente se te dará la opción de comenzar con un código de seis dígitos. Simplemente toca «Opciones de código de acceso», y puedes elegir hacer un código numérico personalizado o uno alfanumérico personalizado. Introdúcelo, confírmalo y estarás listo para continuar.

Además, recomendamos no utilizar ningún número que tenga significado para ti, ni direcciones, ni números de teléfono, ni tu número de seguro social. No solo son más fáciles de adivinar si un hacker potencial sabe de ti, pero si lo descifran de todos modos, acabas de darles un poco más de información sobre ti.

2. Activa dos factores de autenticación 

Afortunadamente, esto es algo que se puede hacer tanto en iPhones como en Androids. Tener dos factores de autenticación te permite tener dos claves para ingresar a tu teléfono. Si bien puede parecer complicado al principio, el beneficio de seguridad del teléfono lo vale. Encontrarás los «dos factores de autenticación» en la configuración, y puedes simplemente activarla y seguir las instrucciones.

En general, lo que sucederá es que ingresando tu código de acceso, recibirás una llamada telefónica o un mensaje de texto a una cuenta diferente con un segundo código que deberás ingresar.

3. Usa aplicaciones solo de tiendas oficiales

Esto es más para los usuarios de Android, ya que es más difícil de instalar aplicaciones de terceros en un iPhone. Pero de cualquier forma: Instala solo aplicaciones desde la tienda oficial de Google Play o la App Store de Apple. Tanto Google como Apple tienen requisitos estrictos y puedes estar seguro de que no habrá puertas traseras secretas en las aplicaciones que descargas. Sin embargo, si vas a un sitio no oficial, no tienes esa garantía.

4. Encripta tu dispositivo

Este es solo para usuarios de Android (lo siento, usuarios de iPhone – encuentren consuelo en su contraseña compleja). Los teléfonos Android se pueden cifrar para ayudarte a ocultar tu información. Simplemente ve a «Configuración», luego a «Seguridad», luego encripta el dispositivo y sigue las instrucciones.

5. Usa un administrador de contraseñas

¿Quién diría que «Spaceballs» tendría un importante consejo para la seguridad de tu teléfono? Como dice Darth Helmet, 12345 «es lo que un idiota tendría como contraseña». No crees una contraseña simple como esa: Cuanto más compleja, mejor. Pero desafortunadamente, las contraseñas más complejas son difíciles de recordar.

XKCD password strength phone security
XKCD comic de Randall Munroe

Si no eres bueno recordando secuencias numéricas, puedes obtener un programa de administración de contraseñas móvil. Android tienen uno incorporado – pero si tienes un iPhone, o simplemente no deseas usar la función incorporada – puedes descargar una aplicación como LastPass1Password.

¿Tiene algún consejo adicional para la seguridad de tu teléfono? ¡Déjanos saber en los comentarios!

Comments are closed.